Gestión del estrés idcoach

Qué es el estrés

 

La semana pasada tuve la suerte de pasar unos días de vacaciones y una de las frases que más escuché fue la de “estoy estresado”… que si la vuelta de las vacaciones, que si la vuelta al cole, que si no tengo tiempo para nada…en fin, seguiría escribiendo una lista interminable de “motivos” de estrés.

Seguro que has oído hablar del estrés infinidad de veces; sin embargo…¿sabes en realidad lo qué es y para qué te sirve?, ¿en qué puede ayudarte?

Pues bien, el estrés es una respuesta que emitimos ante una situación ( real o imaginaria) que nos resulta “amenazante” como consecuencia de una interacción entre el entorno, nuestros pensamientos y nuestra forma de reaccionar física y emocionalmente.

Muchas personas tienen la creencia de que el estrés proviene del exterior, es decir, que lo causan elementos externos y ajenos a su voluntad, pues bien, esta es una explicación incompleta.

-Es una respuesta natural: quiere decir que es una conducta, que tenemos la posibilidad de manejarla, la capacidad de elegir una u otra respuesta con los resultados que deseemos obtener. Esta es una gran noticia porque somos nosotros los que tenemos el poder de decidir cómo comportarnos y sentirnos.

Situación amenazante: que puede ser real o imaginaria. Actualmente se dice que vivimos en un “mundo estresante”, consecuencia de los continuos cambios y exigencias a los que nos vemos sometidos en nuestro día a día, todo cambia y lo hace cada vez más deprisa; de hecho, actualmente estamos experimentando el inicio de una nueva era, de un “cambio de paradigma”.

Cierto estrés ante esta situación es adaptativo, es decir, nos permite estar alerta para observar, analizar y captar la información de la mejor manera para tomar decisiones adecuadas. La forma en la que interpretamos las situaciones es determinante para mitigarlo (recuerda que no queremos eliminarlo porque en su justa medida nos viene genial por su respuesta adaptativa al entorno actual). El objetivo es que el estrés nos potencie y no que sea una limitación.

En otras ocasiones el estrés proviene de situaciones imaginarias, fruto de nuestra proyección mental en el futuro, es como sí nuestra mente hiciera un “viaje al futuro” a un futuro amenazante, y no regresara.

El mantenernos en esta situación durante mucho tiempo es peligroso para nuestra salud física y mental; y no sólo eso, nuestras relaciones personales y de pareja pueden verse afectadas, nuestro rendimiento académico y profesional…

El estrés que nos limita es consecuencia de no estar en el aquí y ahora, de alejarnos de nuestro objetivo, de mantener nuestras preocupaciones de una manera sostenida y reiterada en el tiempo, anticipando posibles problemas que en mayoría de los casos ni existen ni llegan a suceder. Por lo tanto, la mejor solución parte de la aceptación de vivir aquí y ahora disfrutando de cada momento.

Te propongo soluciones que pueden ayudarte:
-Aprender a vivir aceptando la situación actual enfoca la mente en el presente.

-Tener claro tu objetivo y un plan de acción para lograrlo.

-Una actitud de apertura mental y curiosidad ante la vida te va a hacer disfrutar todavía más y sentirte presente.

-Cuidar tu alimentación.

-Practicar regularmente deporte, técnicas de relajación, meditación…

El Coaching te ofrece la ventaja de que seas tú el que descubras cuál es la mejor solución para ti; como coach, te acompaño en el proceso y te invito a que seas valiente y tomes la decisión de aprender a gestionar tu vida de la forma que te haga sentirte más conectado con tu felicidad.
Recuerda que hay tantas soluciones como personas…y que TÚ eres único!!!

 

gestión-del-estrés

¡Gracias por compartirlo!