avanzando hacia adelante

 

Avanzar siempre hacia adelante juntos

¿Te has fijado alguna vez?, siempre que damos un paso hacia adelante hay un momento en el que tenemos un pie sobre el suelo y el otro sobre el aire antes de volver a estar apoyado y avanzar, es decir, existe la inestabilidad hasta que logramos dar el paso completo. Esto es real, un hecho demostrable y común a todos los seres humanos.

Cuando tienes un objetivo y vas avanzando sucede lo mismo, por eso, si alguna vez sientes incertidumbre, inestabilidad e incluso “pánico”… ¡que no cunda el pánico! ¡hay solución!

Puedes optar por aceptarlo como el proceso natural de la evolución que es, para que por sí mismo comience a transformarse en energía que te empuje y no que te frene cómo hasta ahora.

Saca partido a la energía de tus pensamientos, alinéalos con tus objetivos y valores al servicio de tú objetivo…¡y siente el impulso!

Se necesita un “punto de valentía”, cerrar los ojos, conectar con tu esencia y con la auténtica motivación de tu propósito.
Desde el corazón llegará la calma que se extenderá a tu mente para liberarte del miedo, de la incertidumbre y de las ganas de abandonar tu sueño.

¿Te imaginas qué pasaría si los niños cuando están comenzando a caminar fueran “presa del miedo” a caerse en sus múltiples intentos hasta lograr definitivamente el equilibrio?, ¡por esa regla de tres estaríamos todos estancados!
Aprendamos de nuestro maestro infantil, ese tan “chiquitito” y a la vez tan grande que llevamos dentro. ¡Avancemos juntos!

 

¡Gracias por compartirlo!