Liderar para el Bien Común

El lunes disfruté de la oportunidad de conocer en persona a Luis M. Huete en la presentación de su libro “Liderar para el Bien Común” en el Instituto CajaSol junto a Cesur.

Fue una tarde apasionante, en la que tuve la sensación de que estaba comenzando a suceder lo que era necesario para el “bien de todos” , que es la única y verdadera forma de generar riqueza y prosperidad: el liderazgo consciente.

Así lo ejemplificaron empresarios andaluces comprometidos con esta nueva realidad de la que somos agentes protagonistas del cambio, sintiéndonos responsables de que con nuestro hacer – y ser– como empresarios estamos aportando nuestro granito de arena a que la sociedad gane en calidad de vida y bienestar.  Sabemos que “no se puede ser mejor líder que persona” y compartimos reflexiones de Sócrates, Seligman, Dalai Lama… para ayudarnos a reflexionar sobre nuestras competencias personales.

Dalai Lama Liderazgo Consciente

En la sala se transpiraban los valores emergentes que son tan necesarios para la construcción de una nueva sociedad de mano de nuevos líderes: consciencia, colaboración, humildad, cooperación, resiliencia, asertividad, integridad…

“Asertividad + egos controlados = colaboración

Los nuevos valores son “los cimientos” de la sociedad que estamos construyendo y somos los responsables de comenzar la cimentación de forma alineada y coherente con ellos o sino se desmoronará de nuevo el edificio que estamos construyendo llevándose por delante todo lo que se encuentre a su paso…¿nos suena de algo?

Ahora tenemos una nueva oportunidad de re-construcción consciente de mano de líderes con nuevos valores y visiones compartidas hacia el Bien Común.

“Hagamos la tarta cada vez más grande para que además de comer más, disfrutemos elaborándola y compartiéndola” 

liderazgo

Como antigua alumna del Instituto CajaSol, me siento afortunada y agradecida de tener a mi alcance la posibilidad de conocer a profesionales como Luis con los que el aprendizaje se transforma en pasión y vivir experiencias compartidas en las que todos salimos ganando. Gracias al Instituto por organizar este tipo de eventos e invitarnos, es una forma estupenda de seguir conectados con lo que más importa: las personas.

Noemí Mateos.