saboteador mental

El comportamiento del saboteador

A veces nuestro saboteador viene a visitarnos cuando menos lo esperamos, en forma de pensamientos limitantes, de emociones incapacitantes, de comportamientos dañinos para nosotros mismos o para los demás etc con las consecuencias que conlleva para nuestro sistema vital.

¿Qué podemos hacer cuándo esto nos suceda?

El primer paso es aceptar su aparición, ya que si negamos su presencia tratando de esquivarle, él se encargará de hacerse notar una y otra vez hasta que le prestemos atención; es decir, aceptarlo nos permite ser más eficientes y no perder el tiempo.

El segundo paso es detenerte, reconócelo, tómate el tiempo necesario, dialoga con él sin juzgarle, obsérvale y escúchale…¿qué mensaje tiene para ti?, ¿para qué está en tu vida?, una vez que sepas qué función cumple, te será más fácil convivir con él y podrás pasar de reaccionar emocionalmente de forma inconsciente a elegir tu respuesta ante él lo que cambiará tu comportamiento.

El tercer paso es reconciliarte , si, hacer las paces con la parte de ti que menos te gusta, lo que te aportará un mayor equilibrio emocional, paz y tranquilidad.

Así que ya sabes, si este verano tu saboteador hace su aparición, ten a mano estos tres sencillos tips para su control:

-Obsérvale.
-Escúchale SIN JUZGAR.
-Dialoga con él para saber su propósito y llegar a un acuerdo.

¡Feliz aprendizaje!