Vacaciones Emocionales

Mañana le damos la bienvenida a mi estación favorita del año: el verano, no se a ti… ¡pero a mí me encanta!, los días son largos, las risas infinitas, los momentos con la familia y los amigos saben a gloria, baños en la playa, comidas en el chiringuito, ropa ligera… todo parece idílico, ¿a que sí?

¿O a que no?, porque el verano tiene su cara “A” y su cara “B”: en la cara B se encuentra el agobio, el estrés y la tensión por organizar unas vacaciones “perfectas e inolvidables”, por convivir de forma diferente con nuestra pareja y familia, el… ¿qué hago con los niños todo el verano? etc, etc, etc

Podíamos denominar al verano como la gran montaña rusa emocional” del año, nos exponemos a esos sube y baja que son muy divertidos pero que pueden llegar a “marearnos” o incluso a causarnos daños-tanto físicos como emocionales– mayores.

Y es que salir de tu contexto habitual, de la rutina de todo el año es lo que tiene… si has estado muy tenso y “sueltas de golpe” seguramente te hagas daño.

MALETA EMOCIONAL:

Prepárate a nivel personal para disfrutar, “hazle hueco en tu equipaje a los siguientes elementos:

_Autorregulación emocional: tu capacidad para gestionar tus emociones eligiendo la que mejor “te siente” en cada momento.

_Pasión: llena del amor, ilusión y ganas tus vacaciones, te ayudará a conectar con el presente exprimiendo cada instante.

_Mente cómoda: al igual que la ropa que vas a vestir, asegúrate que la mente que llevas contigo está relajada y preparada para vivir la experiencia.

MALETA

“Prepara tu maleta emocional”, Sevilla 

PREPARA TUS VACACIONES PARA DISFRUTAR DE ELLAS:

Te presento una serie de recomendaciones a tener en cuenta antes, durante y después del viaje.

_ANTES: hazlo coacheable

Es el momento de prepararte para tus vacaciones: ¿dónde quieres ir?, ¿con quién?, ¿con qué recursos cuentas? (tiempo, dinero, personales …), utiliza el método GROW para organizarte:

G: tu objetivo, tu destino, descríbelo con todo lujo de detalles: ¿dónde quiéres ir?

R: recursos con los que cuentas para tus vacaciones (personales y materiales): ¿con qué recursos cuento y cuáles necesito?

O: opciones, genera opciones para desarrollar tu viaje. Muchas, cuantas más mejor, no te preocupes porque en el siguiente punto las vas a filtrar y plasmar en un plan de acción.

W: plan de acción. Pasa a la acción elaborando tu plan: qué vas a hacer, cuándo, cómo…

El punto de partida es planificar con cabeza: diseña tus vacaciones en función de los RECURSOS con los que cuentas, situación familiar, economía… porque el no hacerlo te causará estrés y acarreará consecuencias negativas para ti y tu entorno.

A esto le llamo la “ecología vacacional, es decir, el reflexionar sobre las consecuencias positivas y/o negativas que traerá para ti y para tu entorno las vacaciones. Si hay aspectos negativos, reflexiona de nuevo hasta que las vacaciones sean beneficiosas para todos.

Por otra parte, si vas a viajar en equipo (familia, pareja, amigos), es fundamental planificar de la mano de la empatía, haciéndolo conjuntamente y teniendo en cuenta las necesidades y deseos de todos:

Las edades, tiempo de descanso, ocio… de cada persona tendrán que ser respetados

en vacaciones

Para no estresarte con los preparativos, te invito a que te planifiques dedicando un rato al día (a la misma hora y el mismo tiempo) para buscar información, actividades a realizar, hoteles, vuelos… y por último te sugiero a que te lo tomes como un juego, conecta con el placer de anticiparte a lo que vivirás, el beneficio es doble: por una parte serás más eficiente organizando tu viaje y por otra te ayudará a vivir un poquito de vacaciones a diario, lo que hará que te sientas más relajado y feliz.

La visión de lo que vivirás en vacaciones te hará disfrutar y desconectar del estrés diario

VISIÓN

Playa de Punta Umbría, Huelva 

(photo: Juan Antonio Sosa)

Haz atractiva tu planificación, te recomiendo usar un cuaderno de viaje en el que ir haciendo tus anotaciones y completar durante el viaje.

_DURANTE: hazlo memorable

Lleva siempre contigo la flexibilidad, el sentido del humor y tu capacidad de adaptación ante los imprevistos que puedan surgir, preocuparte por ello no te servirá de nada, te contaminarás tú y contaminarás a los demás con pensamientos, emociones y comportamientos limitantes. Ocúpate de lo que esté en tu mano hacer algo al respecto, acepta el resto. Es muy probable que te encuentres con cosas que no está en tu mano controlar, como por ejemplo, un atasco o el retraso de un vuelo.

Elige una actitud positiva ante los imprevistos que puedan surgir

A la hora de decir lo que no te gusta, cuida tu comunicación, la forma de decirlo, las palabras que utilizas y busca el momento oportuno, hazlo refiriéndote al comportamiento y no a la persona.

Utiliza la asertividad para comunicarte con tus compañeros de viaje.

Un malentendido puede tener consecuencias desastrosas para el resto de las vacaciones.

Vive el presente, ¡ya estás aquí!, este es el momento con el que has soñado quizá durante meses, aprovéchalo y mantén tu mente conectada al aquí y ahora.

_DESPUÉS: hazlo recordable

Ya lo has hecho memorable, ahora, tienes la oportunidad de seguir disfrutando de tus vacaciones, ¿cómo?, usando tu creatividad para elaborar un recuerdo que siempre esté disponible para ti y que puedas usar como anclaje emocional* cada vez que desees.

(*Un anclaje emocional es un estímulo que nos conecta emocionalmente a una determinada emoción)

Ideas: elabora un álbum de fotos original, un poster gigante, un cuadro, compón una canción…

Puedes hacer esta actividad con tus compañeros de viaje, familia, pareja, amigos… será una forma especial y emocionante de recordar para siempre con cariño la experiencia vivida.

CUADERNO DE VIAJE

“Cuaderno de viaje”, Asturias 2016

Como hemos visto, las vacaciones, al igual que el Coaching, son un viaje: hay un punto de partida y un destino, planes que realizar- solo o en equipo con otros compañeros de viaje-, decisiones que tomar (elegir el medio de transporte, las actividades a realizar, los lugares a visitar…), vivir los valores a lo largo del proceso, compartirlos, nos hace disfrutar de todo el camino y no solo del destino final… ¡empieza a disfrutar tus vacaciones YA!